“Asturias necesita enfermeras escolares”, afirman los sanitarios

0

“No podemos pasar el testigo a los profesores en temas delicados”, defienden expertos en pediatría

Patricia Bestilleiro, ayer, en el congreso de enfermería pediátrica de Gijón.

Entre los tres y los seis años de edad, alrededor del 85% de los niños sufrirán al menos una patología grave o aguda y, partir de esta fecha y hasta pasar la adolescencia, lo harán tres de cada diez jóvenes. Debido a que el colectivo pasa buena parte de su tiempo en centros educativos, los responsables del congreso de enfermería pediátrica que se celebra hasta hoy en la Feria de Muestras piden al Principado estudiar la implantación de una nueva figura en los colegios: la enfermera escolar. Según ellos, el servicio resulta “indispensable”, sobre todo, para tratar durante el horario lectivo a los pequeños diagnosticados con enfermedades crónicas como diabetes y cardiopatías (necesitan tratarse de urgencia en caso de crisis, pero los docentes no están autorizados -ni formados- para dispensar medicación), así como para fomentar hábitos de vida saludable, actuar en caso de accidente e impartir talleres a profesores y familias. Según la enfermera Patricia Bestilleiro, la especialidad pediátrica de su categoría “está plenamente preparada” para asumir este cargo.

En la democracia moderna hubo un primer intento de crear esta figura en 1999, cuando los centros de educación especial empezaron a contratar a enfermeras a título personal. Sin embargo, cuando el sistema educativo se especializó para atender a este perfil de alumnos con auxiliares formativas, los niños se fueron integrando en colegios ordinarios y dejaron atrás a su enfermera. Bestilleiro matizó ayer que alguna comunidad autónoma sí está intentando dar de nuevo el paso (en Madrid y el País Vasco), por ejemplo, por lo que pide que el Principado haga también la prueba con algún proyecto piloto. “Se demostrará lo que ya sabemos; que las enfermeras pediátricas estamos formadas para trabajar en colegios”, defendió.

La petición ya cuenta con el apoyo de María Dolores Álvarez, enfermera de neonatología en Cabueñes y organizadora del congreso, promovido por la Asociación Española de Enfermería Pediátrica. “Habría que estudiar si es viable económicamente que haya una en cada colegio, pero implantar la figura según las necesidades y los recursos es fundamental. No podemos pasar el testigo a los profesores en temas tan delicados”, razonó la responsable, que aprovechó la jornada de ayer para reivindicar la especialización de la categoría. “Hay hospitales con servicios de neonatos que no tienen a enfermeras formadas en esa tarea concreta”, lamentó.

Comentarios están cerrados.